Uncategorized

Motivos por los que no arranca un coche automatico

Los coches con transmisión automática son cada vez más comunes, y si no arrancan puede deberse a muchos motivos diferentes. En todo caso, si buscas un motor de alta calidad a bajo coste debes visitar motoresdyg.com, porque te tienen las mejores opciones del mercado.

Sin embargo, debes tener en cuenta que existen muchos motivos por los que un coche automático no encienda, y en estos coches no se pueden hacer tantos apaños como en los de caja manual. Por este motivo, te invito a que sigas leyendo atentamente para conocer más al respecto.

Motivos por los que un coche automático no arranca

Existen muchos motivos diferentes por los que un coche automático no puede arrancar de forma correcta. Dentro de los más comunes están:

Batería agotada

Esta es la razón más común por a que un coche no arranque sin importar el tipo de transmisión que tenga. En todo caso, la batería es la encargada de suministrar la energía eléctrica para que tu vehículo pueda arrancar, y si no está suficientemente llena el coche no encenderá.

Motor de arranque dañado

En caso de que gires la llave y en lugar de un chasquido escuches un carraspeo molesto, puede deberse a que el motor de arranque está en mal estado. Por este motivo, lo mejor es que lleves el coche a un taller para resolver el problema.

Depósito de combustible vacío

Esta es una razón que es más frecuente de lo que se piensa, en especial porque es fácil olvidar que el vehículo necesita combustible para seguir funcionando. La solución para este problema simplemente es rellenar el depósito de combustible y evitar que se repita.

Recuerda que, si el nivel de combustible es demasiado bajo, la bomba de combustible puede tener un sobreesfuerzo. Además, se arrastrará toda la suciedad del fondo del depósito al interior del motor lo que llevará a producir averías graves.

Filtro de combustible

Si el filtro de combustible está obstruido, tu vehículo tampoco podrá encender porque el combustible no podrá llegar hasta el motor. Por este motivo, estos filtros deben cambiarse cada 15.000 a 20.000 kilómetros para asegurarse de que estén en perfecto estado.

En todo caso, si ninguno de estos problemas es el tuyo, es probable que lo mejor sea llamar una grúa para llevar tu coche a tu taller de confianza. Puede que sea algo leve, aunque también puede tratarse de una avería grave, por lo que siempre será mejor que un profesional lo revise.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies